Vienen buenos tiempos para el norte de España

La semana pasada me entrevistó la encantadora María Nieto, del programa Puerta de Embarque de Intercoruña, y junto a las estudiantes Andrea Carballeira y Marta Lorenzo, hablamos sobre los cambios que se han producido en el sector turístico tras la llegada del coronavirus, y que debatimos ese mismo día, en la Universidade da Coruña, durante más de dos horas en una charla que impartí sobre este asunto.

Audio de la entrevista con María Nieto

Como hablamos con María, vienen buenos tiempos para el norte, y en Galicia, concretamente, habrá una explosión de turismo importante, dado que los activos que se ofrecen son diferentes que en los destinos tradicionales y más masificados, que siguen apostando por el sol y la playa, cuando hay muchas más posibilidades, ahora que la gente evita las masificaciones.

Por otro lado, debido al cambio del consumidor, y de las preferencias de las nuevas generaciones, las agencias de viaje deberán trabajar duro para poder transformarse y destacar, ofreciendo valor y especialización que realmente aporte en su relación con el cliente, dejando de ser meros intermediarios.

Los cambios del cliente a la hora de reservar sus viajes ya se había producido años antes de la pandemia, cuando los clientes comenzaron a comprar las vacaciones a su aire en Internet, dejando a un lado las agencias de viajes. Ahora que además ya no hay certezas de cuándo y en qué condiciones se puede viajar, dice, el salto del intermediario se ha acentuado.

El turismo en España sigue siendo igual que hace cincuenta años. Todo el esfuerzo se centra en uno o dos atractivos y de esa forma es muy difícil segmentar. Una estrategia que tras el coronavirus no ha cambiado. 

En el caso de Galicia, hay muchas formas de salvar la temporada del verano 2021. Entre ellos, haciendo difusión de activos patrimoniales, que irían desde las baterías navales, hasta castillos o zonas menos conocidas por el turista en general y que también tiene un gran público.