Si las empresas no se transforman ahora, quedarán obsoletas

La aparición de las nuevas tecnologías ha cambiado nuestra forma de trabajar, comprar y relacionarnos, y las empresas deben sumarse a este proceso para no quedarse atrás, especialmente tras la llegada del coronavirus, que ha acelerado todo este proceso. Sobre esto charlamos el otro día en la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), durante la presentación de ‘Project Ramune’, una metodología que expuse con muchísima ilusión y que nace de la necesidad de replantear la transformación digital en las empresas, algo que desde hace tiempo hemos observado en Yoidata.

Estos últimos años he podido ver de primera mano cómo algunos factores (como la resistencia cultural, la toma de decisiones precipitada y poco meditada, o la adopción de tecnología en empresas que no están preparadas), genera una tasa de fracaso y unos costes demasiado altos, y que a la larga, pueden hacer inviable la misma transformación en una empresa, a pesar del empeño.

De hecho, sin ir más lejos, un informe de McKinsey y Forbes señala que el 84% de las empresas fracasan en sus proyectos de transformación digital y los principales impedimentos tienen, en su mayoría, un origen cultural. Con lo cual, no nos queda más remedio que perderle miedo al cambio. El liderazgo débil por miedo a la responsabilidad de tomar decisiones que puedan comprometer el futuro de la empresa, son las causas más habituales del fracaso.

Sobre el método “Project Ramune” hablaré largo y tendido los próximos meses. Éste aúna diferentes herramientas de gestión de proyectos y de personas, diseño de experiencia de usuario y de producto, gracias a las que aseguramos que la transformación empresarial necesaria podrá llevarse a cabo en la empresa, evitando el freno cultural o la toma de decisiones no fundamentada. En definitiva, es una metodología concebida para encontrar la mejor solución posible, implicando a toda la empresa, y de esa forma, garantizar el éxito.

Estoy contentísimo de todos los grandes amigos y compañeros que me acompañaron durante la presentación en la CAEB. Entre ellos, Inma de Benito, directora de Turismo, Cultura y Deporte de CEOE; Pere Jiménez, cap de Servei del Institut d’Innovació Empresarial; Alejandro Sáez de San Pedro, gerente de Asima; Jaime Martínez, presidente de Populares Palma y CEO de HomeArt; Naty Company, presidenta de Gimnasios Illes Centres; José Antonio Rodado, jefe comercial de Makro; Miguel Fernández, CEO de Innovation Strategies; Marta Garcés, directora general de Hierros y Aceros de Mallorca; Josep Maria Vicens, Presidente del Cercle d’Economia de Mallorca; Jaume Monserrat, gerente de Turistec; y Marcial Rodríguez, gerente de la Asociación Hotelera de Cala Millor.

Gracias a todos por venir y escucharme.